Importancia del cuidado del jardín, 4 hábitos que mantendrán tu jardín precioso

19 Feb
  • TOT VERD
  • 221 Visitas

Conoce la importancia del cuidado del jardín y estos 4 hábitos que mantendrán tu jardín precioso, ¡aplícalos y nota la diferencia en tus plantas!

Nuestro jardín es nuestro santuario personal, en él podemos relajarnos y pasar grandes momentos inolvidables de nuestra vida como solteros, con pareja, en familia y con amigos.

Y requiere una buena dosis de nuestra atención, especialmente cuando las temperaturas son extremas en primavera, verano o invierno. Por eso hoy te hablaremos de 4 hábitos que mantendrán tu jardín precioso en todo momento, ¿quieres conocerlos?

Importancia del cuidado del jardín, 4 hábitos que mantendrán tu jardín precioso en todo momento

 

La importancia del cuidado del jardín recae básicamente en los siguientes aspectos para que tus plantas estén sanas y radiantes:

  • La calidad de la tierra
  • El riego adecuado
  • Cuánta luz reciben
  • Cuándo poner abono

Calidad de la tierra para cuidar mi jardín

Antes de que plantes cualquier cosa, asegúrate de remover la tierra, límpiala para que no tenga semillas de hierba mala o bulbos de otras plantas.

Es bueno que remuevas la tierra para que las raíces de las nuevas plantas que lleguen se puedan adaptar fácilmente a su nuevo hogar en tu jardín.

Después de que remuevas y limpies la tierra, también es conveniente que agregues un poco de abono o fertilizante, puedes usar residuos orgánicos y hacer tu propia composta o adquirir un fertilizante.

Riego adecuado para cuidar mi jardín

El cuidado del jardín tiene sus peculiaridades porque ningún jardín es igual a otro, por ejemplo, si tienes césped, lo mejor será que lo riegues con al menos 12 litros por metro2 una o dos veces por semana, según la estación de la año.

Mientras que las plantas son punto y aparte, porque hay plantas de sol y plantas de sombra, ¿sabes cuáles tienes en tu jardín? Por lo tanto unas requerirán mayor agua que otras.

Algunos ejemplos de plantas que puedes regar una o dos veces por semana son:

  • Cactus y suculentas
  • Aromáticas
  • Arbustivas
  • Herbáceas
  • Enredaderas

Lo más recomendable es regalarlas por la mañana, para que puedan absorber el agua antes de que se evapore o que el agua sobre sus hojas las queme por el efecto lupa con el sol.

Recuerda que estas no son reglas definitivas, tú tendrás que observar cómo se comportan tus plantas, pero nunca dejes que su tierra esté reseca a menos que sea un cactus.

Cuánta luz deben recibir mis plantas

Al momento de comprar tus plantas puedes preguntar, aunque nada es definitivo, algunas plantas que son originalmente de son les cae mejor la sombra y viceversa.

Podrás reconocer si tu planta necesita más sol si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Si notas que sus hojas y tallos parecen tristes y sin vida.
  • Las hojas que nacen están amarillentas o sin color.
  • Incluso si es primavera o verano no crecen.
  • Es una especie que debería dar flores pero no lo hace.
  • Parece inclinarse hacia donde hay más sol (fototropismo).

A otras en cambio, no les hace muy bien el sol directo por mucho tiempo, y podrás notarlo por:

  • Sus hojas se han vuelto blanquecinas, tienen bordes marrones o manchas pardas.
  • Se inclina hacia donde no da tanto sol, como escondiéndose (fototropismo).
  • Sus hojas parecen arrugadas, quemadas o decaídas.

Observa a tus plantas y haz los cambios necesarios hasta que ves que han mejorado su aspecto.

Cuándo debo poner abono a mis plantas

Sabes que llegó el momento de abonar tus plantas si de un momento a otro, sin variar sus condiciones se presentan débiles o desnutridas.

Las plantas requieren tres macronutrientes esencialmente: nitrógeno, potasio y fósforo, aunque puedes abonarlas con otros más.

Usa los residuos de la cocina como: las cáscaras de frutas o huevo y recicla el agua donde coces tus vegetales, una vez fría será un estupendo alimentos para tus plantas.

Abonar tus plantas una vez por mes si son plantas florales o frutales, cada seis meses o mínimo una vez al año para las demás plantas y árboles. Pero quédate atento o atenta a los cambios de tus plantas, ¿están reaccionando bien? No debes excederte ni tampoco ser tacaño con el abono.

Si te das cuenta que los abonos naturales no están funcionando, puedes recurrir a los fertilizantes químicos, hay varios tipos: granulados, líquidos, solubles o bastones.

Como ves, la importancia del cuidado del jardín recae en estos cuatro sencillos hábitos que puedes practicar para relajarte y pasar un buen rato en tu jardín.

¿Conoces otros hábitos para mantener precioso tu jardín? ¡Compártenoslos!