6 formas de cuidar las plantas en macetas de tu jardín

19 Feb
  • TOT VERD
  • 141 Visitas

Conoce estas 6 formas de cuidar las plantas en macetas de tu jardín y no vuelvas a padecer porque se te sequen o ahoguen.

Cada planta requiere un cuidado especial, pero más aún cuando están en macetas porque prácticamente dependen solo de ti y no del suelo.

Aprende cómo cuidar tus plantas en macetas y uno que otro truco para mantener tus macetas en óptimas condiciones. ¡Porque cuidar tu jardín siempre es un placer terapéutico! Veamos lo que necesitas saber para tener un jardín lleno de vida con tus plantas favoritas.

6 formas de cuidar las plantas en macetas de tu jardín para que crezcan saludables

En este post nos vamos a centrar en el cuidado de las plantas en macetas de tu jardín, pero también puedes tomar estos consejos para tus macetas de interiores.

Antes de comenzar, identifica qué tipo de planta tienes en cada maceta para que le des un trato especial. Cada planta es como tu hijo o hija y dependen de ti, y como tal, aprenderás a conocerlas para darles los cuidados necesarios. ¡Comenzamos!

 

  1. ¿Qué maceta elegir para cada planta?

Lo esencial será optar por una maceta grande o pequeña según el tipo de planta y el tamaño que te gustaría que alcance tu nueva amiga.

Si eliges una maceta pequeña, ten en cuenta que deberás cambiarla en un año o máximo dos para que sus raíces puedan expandirse. Si no tienes mucho espacio lo mejor serán especies de plantas pequeñas y decorativas para interiores.

 

  1. ¿Cómo colocar mi planta en la maceta?

Usualmente cuando compramos una planta o arbusto nos las venden en bolsas plásticas, la mejor forma de retirarla será regando la planta hasta que la tierra se haya remojado.

Lo siguiente será cortar por tres o cuatro costados con unas tijeras para desprender la bolsa sin dañar o estresar a tu planta. Asegúrate de que las raíces de la planta tengan suficiente espacio en la maceta para que pueda sentirse cómoda.

  1. ¿Cómo poner la tierra y un drenaje dentro de la maceta?

Una de las formas de cuidar tus plantas en macetas es sabiendo acomodar la tierra dentro de éstas y poniendo un sistema de drenaje.

Descuida, suena algo complicado pero es lo más sencillo del mundo, lo primero es que tu maceta tenga al menos tres orificios o más por donde drenar el agua y evitar que se pudran las raíces.

Para el sistema de drenaje puedes optar por piedritas o esponjas, las cuales irán al fondo de la maceta antes de poner la tierra. Inmediatamente pon una cama de tierra y espárcela alrededor formando un hueco para que entren las raíces de tu planta.

Si te es posible, compra tierra con abono o fertilizantes, aunque también puedes ponerle abonos naturales en diferentes cantidades  según el tamaño de la planta y ponerlo debajo de las raíces.

 

  1. ¿Dónde ubicar mis plantas en macetas?

Esto depende de qué tipo de plantas tengas, si son plantas de sol o plantas de sombra, si las tienes en tu jardín ubícalas en un sitio donde reciban al menos seis horas de sol.

Si las tienes en interiores ponlas junto a las ventanas para que puedan recibir luz y estar ventiladas. Observa cómo reacciona cada planta y cámbiala de lugar si es necesario.

 

  1. ¿Cada cuándo y cómo regar mis plantas en macetas?

El riego dependerá del tipo de plantas o arbustos que sean, pregunta cuando las compres qué especie son y cada cuándo se deben regar.

Si es primavera o verano es casi seguro que deberás regalarlas diario por la gran cantidad de sol que recibirán y la rápida evaporación, mientras que en otoño e invierno requerirán mucho menos agua.  Riégalas por las mañanas y si ya hay sol evita regar directamente las hojas para que no se quemen.

Un sistema muy fácil y útil para regar tus plantas en macetas es enterrando una botella agujerada justo a lado de tu planta y que quede con la boca destapada al nivel de la tierra. De esta forma podrás rellenar la botella fácilmente y el agua llegará directamente a las raíces de tu planta.

 

 

 

  1. ¿Cuándo abonar mis plantas en macetas?

Siempre que veas que tu planta luce débil, triste, decaída, con sus hojas y tallos pálidos, no florece o sus flores o frutos caen muy rápido, ¡es momento de abonarlas o fertilizarlas!

Puedes usar abonos naturales como composta o comprar fertilizantes especiales para cada tipo de planta. Es importante que no abuses del abono o fertilizante para no saturar tus plantas.

Seguro que estas formas de cuidar tus plantas en maceta rendirán frutos, ¡cuéntanos cómo te va con ello!