6 consejos para tener un césped increíble

19 Feb
  • TOT VERD
  • 130 Visitas

Aplica estos 6 consejos para tener un césped increíble, de forma sencilla e inteligente, sin tantas complicaciones y por el camino correcto.

Tu jardín habla mucho de ti, te permite pasar momentos inolvidables en él y además es una terapia perfecta para relajación y satisfacción personal.

Haz que tu césped crezca de forma pareja, nutrido y bien tupido con estas técnicas que harán más feliz tus horas de jardinería.

¿Cómo cuidar mi césped?

Todo depende de la temporada, no son los mismos cuidados en invierno que en verano. Hoy te contaremos cuidados básicos para un césped perfecto y algunos trucos de expertos jardineros para lograr un pasto increíble.

 

6 consejos para tener el césped perfecto

  1. Correcta oxigenación de tu césped

Las raíces del césped deben estar oxigenadas para que los tallos crezcan con facilidad; procura usar un rastrillo para hacer líneas superficiales sobre el césped. Éstas no deben ser profundas para evitar que lleguen a las raíces, solo deben ser superficiales para crear aberturas por donde el agua y sol alcancen mejor las raíces sin dañarlas.

 

  1. Técnica para podar el pasto

Corta el pasto siempre en direcciones diferentes, así evitarás que el crecimiento se force de un solo lado y lo estimularás a crecer parejo. Es decir, en una ocasión córtalo hacia la derecha, una semana o 10 días después hacia la izquierda y la próxima vez en diagonal.

Nunca lo hagas después de la lluvia pues podrías dañar las puntas, además de la molesta masa que se forma en las cuchillas o en la podadora.

¿Cada cuándo podar el césped?

Lo mejor es podarlo aproximadamente cada 10 días, el césped no debe estar ni muy largo para que no succione muchos nutrientes de la tierra ni muy corto para que el sol dañe las raíces. Asegúrate de que en cada poda tu césped quede rondando los 5 a 9 centímetros.

 

  1. Riego para un césped perfecto

Procura regarlo por las mañanas antes de que el sol se ponga y pueda quemar a las plantas con la evaporación; si crees que lloverá pospón el riego para el día siguiente.

Pon especial atención en la época del año, ya que si es verano o primavera requerirá más agua que si es verano u otoño. Si es un césped que acabas de poner en tu jardín riégalo diario para que las semillas germinen y las raíces se afiancen.

 

  1. Evita los espacios vacíos en tu césped

Cuando el césped no crece parejo y hay espacios vacíos, éstos pueden ser el ambiente perfecto para que crezca mala hierba u hongos; especialmente si hay exceso de humedad.

Evítalos a toda costa, si ya los identificaste es hora de rellenar esos espacios con nuevo pasto en rollo o de germinar pedazos de pasto o incluso de sobreponer una maceta para evitar el nacimiento de malas hierbas u hongos.

 

  1. ¿Abonar mi césped?

Muchas veces es necesario abonar el césped, principalmente cuando la tierra no está bien nutrida y el pasto se ve poco saludable. Recuerda que el césped al igual que otras plantas requiere fósforo, nitrógeno y potasio.

Sin embargo, cuida de no fertilizar tanto tu pasto, porque un exceso de fertilizante podría facilitar el crecimiento de mala hierba; la época más aconsejable para abonarlo es a principios de la primavera.

 

  1. Corta las malas hierbas de tu jardín

Realiza periódicamente una poda de malas hierbas en etapa temprana y de forma sistemática, por ejemplo cada quince días para impedir que dañen tu césped y ganen terreno. Cerciórate de arrancar las malas hierbas de raíz para que no sigan creciendo constantemente.

¡Esperamos que estos consejos te ayuden a tener el césped increíble que siempre has querido!

¿Quieres ayuda en jardinería profesional? ¡Contáctanos!

609 86 58 23  https://jardineromallorca.es/contacto.html